Paul Valéry: “Tel quel” (1943).

El moderno se contenta con poco.

Un oído moderno, un ojo moderno son un oído y un ojo a los que una combinación de sonidos o de colores tomada al azar tiene muchas más posibilidades de gustar que las que habría tenido para un oído no moderno.
El moderno parece tanto más capaz de gustar de lo que sea cuanto menos capaz de atención.
He ahí un hecho que afecta de cerca al desarrollo de las ciencias, el cual degenera hacia una acumulación irreprimible de hechos.

***

Hacerse con un público.
Convertirse en “gran hombre” no es más que llevar a la gente a amar todo aquello que viene de uno; a desearlo. Uno los acostumbra a su yo como a un alimento, y comen de su mano. Pero hay, así, dos tipos de grandes hombres: los que dan a la gente lo que gusta a la gente; y  los otros, que le enseñan a comer lo que no le gusta.
***
A menudo juzgo una obra de arte pensando: es imposible que haya usted querido esto.
***
Gustar.
Piénsese en lo que hace falta para gustar a tres millones de lectores.
Paradoja: hace falta menos que para gustar a cien personas exclusivamente. Pero aquel que gusta a millones siempre se gusta a sí mismo, y aquel que no gusta más que a unos pocos, generalmente, no se gusta a sí mismo.
***

Los verdaderos amantes de una obra son aquellos que invierten en mirarla, en sí misma y en ellos mismos, al menos tanto deseo y tanto tiempo como hizo falta para hacerla.
Pero más interesados aun aquellos que la temen y la huyen.

***

Las obras bellas son hijas de su forma, que nace antes que ellas.
El valor de las obras del hombre no reside en absoluto en ellas mismas, sino en el desarrollo que ellas reciben de los otros y de las circunstancias ulteriores.
Nunca sabemos por adelantado si tal obra vivirá… Es un germen más o menos viable; necesita de las circunstancias, y éstas pueden favorecer al más débil.

***

Aquello que me interesa – cuando tiene lugar – no es la obra, no es el autor, es aquello que hace la obra.
Toda obra es obra de otras muchas cosas además de un autor

Paul Valéry, Tel quel (1943). Gallimard, Paris.
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: