Prohibido tocar: ¿cómo aumentar nuestra experiencia en un museo?

“Prohibido tocar: ¿cómo aumentar nuestra experiencia en un museo?”, por Sabope (3 de julio de 2012). Fuente: La Cultura Crítica

Cuando visitamos un Museo a mí a veces me surge una duda (recientemente me paso en la exposición temporal del Titanic del Museo Marítimo de Barcelona) ¿cómo sabemos lo que podemos tocar y lo que no sino está señalizado y se ve que son replicas? e incluso ¿qué se puede hacer en un museo?  Y por esta pregunta no me refiero sólo a visitar las exposiciones… sino ¿qué hay más allá de las exposiciones? Uno de los grandes problemas que se deberían solucionar y la razón de que nos preguntemos esto es: LA FALTA DE SEÑALIZACIÓN.

La gran mayoría de los museos no señalizan lo que SI se puede tocar, y amigos míos, eso no es un problema, es un problemón, ya que aunque los profesionales de los museos no se den cuenta, están disminuyendo considerablemente las experiencias de los visitantes.  Sé que igual os parece algo simple esto de la señalización, pero creerme no lo es. Imaginaros que hay un incendio en el museo y no existe una señalización que nos indique la salida de emergencia… es inconcebible… pues ahora aplicar eso al diseño museográfico. Sabemos que lo que están en las vitrinas no sé puede tocar. Pero ¿qué pasa con las reproducciones? ¿Con material didáctico o no? ¿Qué pasa con esa señalización? Lo que decía antes, aunque no lo parezca es un problema que existe en nuestras instituciones culturales.

Vamos a hacer memoria. Cuando visitamos un museo, siempre vemos un “PROHIBIDO TOCAR”. En cambio cuando observamos escenografías, reproducciones y otros elementos no patrimoniales nunca vemos ninguna etiqueta, texto, señal o signo que indique que SÍ se puede tocar un determinado objeto. Igual tú sabes que si se puede tocar dicho objeto, pero no lo haces por miedo a que el segurata de turno o el auxiliar de sala vengan y te diga un “No se puede tocar”.  Y esto hace que muchas veces cuando visitemos un museo estemos incómodos ante la escrupulosa mirada de este personal de los museos, y por consiguiente no disfrutamos de nuestra visita.

Seguir leyendo…

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: