¿Cómo evitar tocar el Duchamp que tienes en casa?

Vista de la biblioteca de la artista y coleccionista Katherine Sophie Dreier, en su residencia en West Redding (Connecticut, EE.UU.) a principios de los años 1940. Se puede apreciar la presencia de la pieza de Marcel Duchamp, “Le Grand Verre” (1915-1923).

dreier-duchamp

Fuente de la imagen: Aline B. Saarinen, The Proud Possessors, Random House, New York, 1958

La cuestión que suscita esta imagen es simple: dado el emplazamiento de la obra de Duchamp en la sala, bloqueando el paso, ¿cómo evitar tocarla? En esta otra imagen, se puede observar cómo el propio Duchamp se apoya en ella mientras charla con Dreier. Pero es que, de postre, hay otra cosa: la obra en la habitación de Dreier es la primera versión que hiciera Duchamp, y que se rompió: una imagen-ruina que Man Ray fotografió a las pocas semanas del incidente. ¿Correrían niños por la casa? ¿se harían fiestas en la estancia? ¿qué órdenes tenía el servicio doméstico de limpieza? Esa pequeña alfombra con franjas junto a la obra, ¿no es una oda al riesgo y al peligro?

dreier_duchamp

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: