Dos obras para dentro y fuera del museo

Dos obras para dentro y fuera del museo. Por Fito Rodríguez

artium_aguila

Una enorme sombra se cierne sobre la ciudad. Una más. The Vulture Shadow, una obra realizada sobre el pavimento de la plaza central del museo Artium, de Gasteiz, representa la sombra de un buitre. Son treinta metros de una mancha negra y rotunda que se amolda a las rampas y desniveles de la plaza; es visible desde sus laterales pero encuentra sentido en la visión cenital que han proporcionado algunos medios de comunicación. La obra del artista Juan Zamora es la primera de una serie de intervenciones previstas sobre la plaza interna del museo dentro del programa Mutandis mutandi cuyo propósito es mostrar cómo el contenido del arte y la cultura no se encuentran solamente en el interior del edificio”.

Por otro lado, y mientras la sombra del buitre sobrevuela la ciudad y nuestra vida cotidiana, hemos tenido noticia de la vuelta al museo Thyssen de Madrid de “El paraíso”, la obra de Tintoretto. En una inusual operación, por su carácter abierto a la prensa y a un grupo de invitados, el equipo de montaje y de restauración de la pinacoteca ha trasladado el enorme cuadro hasta las salas para dejarlo instalado en una suerte de espectacular ceremonia técnico – performática. Ver video TVE.

tintoretto

El paraíso vuelve al museo para instalarse mientras fuera la sombra del buitre planea sobre la producción cultural. Desde distintos planteamientos el arte busca el diálogo con la circunstancia actual, pero los espacios protegidos y los espacios de crisis siguen diferenciados por un “dentro – fuera”.

Por otro lado y en ambos casos, la sofisticación técnica convierte a la obra artística en una comunicación pública, en un acontecimiento mediático. La vista de pájaro por la cual tenemos conciencia de la dimensión y del sentido de la pieza de Juan Zamora nos la proporciona la fotografía aérea, una visión cenital, una imagen que solo puede ser producida por los medios de comunicación; nueva mediación sin la cual la obra no acaba de cerrarse.

La habilidad en el manejo de la Fenwick y la especialización del trabajo museístico hace posible maniobrar con el gigantesco cuadro de Tintoretto. Un lienzo monumental que quiso rivalizar con la mismísima capilla Sixtina de Miguel Ángel y que (y ahora se explica el spot), ha sido restaurado gracias al Bank of America Merril Lynch.

El banco subvenciona el paraíso y este se encuentra en el museo, pero la sombra del buitre es también una visión producida por la propia institución. El museo hace alarde de la sofisticación tecnológica capaz de recuperar paraísos, reivindica así su carácter de custodio, mientras que refuerza la diferencia con el “afuera”… y su pensamiento. Qué sería de nosotros sin estas noticias culturales que sirven en bandeja el cruce de referencias y los malabares simbólicos…!

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Trackbacks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: