El museo de las relaciones rotas

El amor se les acabó (de forma amistosa, dicen) y no sabían que hacer con tanta poesía, tanto regalo de San Valentín, tantos libros compartidos… Hasta con tantas cafeteras, cucharas y mesillas compradas entre los dos durante cuatro años de idilio. Así que, recopilando más objetos de amigos en la misma situación, decidieron exponerlo todo bajo un curioso título: el Museo de las relaciones rotas de Zagreb. Echaba a andar el 2006.

Lo que comenzó siendo una gracia de un par de ex bien avenidos, los croatas Olinka y Drazen, pronto se fue de las manos, ya que empezaron a recibir donaciones de India, Reino Unido, Francia, Malasia, Japón, EEUU, Italia, Corea… El fin seguía siendo el mismo: un ejercicio de liberación, de terapia positiva, tras poner fin a una relación.

Entre lo que mandaban (y siguen mandando) hay de todo: peluches, sms de despechada despedida, vestidos de novia sin estrenar, esposas (de metal) bien gastadas por el uso,tangas, consoladores, cartas, fotos… Hasta el cálculo de una vesícula biliar que le salió a un tipo tras tantas noche de pasión. O el corpiño de pechos gigantes en cartón piedraque le obligaba a poner su marido a una fémina no muy sobrada de delantera. Véalo abajo.

En la exposición, ubicada en el centro de Zagreb, también hay hueco para un teléfono a un cartel pegado: “Me regaló su móvil para que no le volviera a llamar”, explica el afectado. O una mano ortopédica que al abandonado le recordaba a un flirteo no correspondido. Nada del nombre de su propietario. Las donaciones son anónimas, aunque sí se pide que se especifique la historia del objeto y la fecha del deceso amatorio.

Tanto éxito tuvo el museo que, al poco tiempo de inaugurarse, comenzó a ir de gira por medio mundo: Estambul, Buenos Aires, Belgrado, Berlín, Ciudad del Cabo, Londres, Houston, Singapur… Y en ésas siguen. A petición propia, la colección ahora se encuentra en el Museo de Arte Contemporáneo de Boulder (Colorado, EEUU).

Por algo ha recibido premios como el del Museo más Innovador de Europa de 2011, otorgado por el Foro Europeo de Museos. Además, figura entre los imprescindibles que hay que visitar en Zagreb, según los usuarios de Tripadvisor. Y es que hastaconfesionario tiene el invento, donde uno puede encerrarse solito y grabar sus reflexiones más sensuales para la posteridad. ¿Que le han entrado ganas de mandar algo? Aquí las instrucciones.

Museo de las relaciones rotas. Cirilometodska ulica 2, Zagreb, Croacia. Tfno: +385 1 4851 021. Precio: 25 kunas (unos 3,20 euros).

Fuente: Ocholeguas.com

Un pase de Fito Rodríguez

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: