Tag Archives: censura

La Iglesia rechaza la Virgen de Antonio López para la basílica del Pilar

Antonio López, uno de los artistas españoles vivos más importantes, no pintará en la basílica del Pilar de Zaragoza, al rechazar el cabildo que administra el templo su propuesta, que consistía en la escultura de una mujer mirando a la cúpula donde pretendía plasmar su obra pictórica.

El proyecto definitivo fue expuesto el pasado 20 de enero en la basílica, a puerta cerrada, por el artista y su equipo al deán y a los numerosos miembros de la comisión que se creó para valorar una actuación artística que se presentó, por primera vez, hace ocho años al exarzobispo de Zaragoza Manuel Ureña.

Fue por la noche, tras cerrar la basílica sus puertas a los fieles, y “gustó mucho”, según han indicado fuentes de la Fundación Arte y Gastronomía, que impulsó el proyecto y a la que han comunicado mediante una carta su negativa a llevarlo a cabo.

“No le ven viabilidad” ahora, han señalado las citadas fuentes, quienes, aunque no lo descartan para un futuro, han lamentado que finalmente el cabildo haya renunciado a un proyecto, que pretendía ser un homenaje a los fieles y a la Virgen, representada como una mujer de mediana edad.

Antonio López, quien sigue estando en forma y todos los días sale a pintar, según han destacado las fuentes, no está “ni ilusionado, ni desilusionado” tras la decisión, que le fue comunicada por el propio Cabildo, cuyo titular es Manuel Almor Moliner.

En declaraciones a Heraldo de Aragón, que ha informado hoy de la desestimación del proyecto, Almor ha dicho que informó personalmente al pintor y que la decisión del Cabildo se ha tomado “después de muchas conversaciones” y tras considerar que “no es adecuado para la basílica.

Fuentes del Arzobispado han indicado que el argumento principal para rechazar la propuesta es su “inviabilidad” y “la propuesta en sí”, y para nada se cuestiona “ni se discute en ningún momento” el trabajo artístico del pintor.

También, porque todavía “no ha habido un boceto” y sólo se ha presentado “una proyección” de la obra sobre la cúpula donde se pretendía pintar, que “ha desvelado algunas cosas”, la principal que “no tiene un signo e identidad mariano”.

La pintura para la cúpula que propone López, un torso y la cara de una mujer, “podría ser la Virgen u otra persona”, han añadido las fuentes, quienes han remarcado que otro de los inconvenientes es que no sería visible desde todos los ángulos.

La basílica de El Pilar, han recordado, es un bien de interés cultural y artístico y tiene “un programa iconográfico muy definido” al que no se le ve “continuidad” en la propuesta del pintor manchego.

De esta manera, el arte contemporáneo no entrará en la basílica ni acompañará a los dos grandes frescos, “La adoración del Nombre de Dios” y “Regina Martirum”, que en el siglo XVIII pintó Francisco de Goya en las cúpulas y que son uno de los grandes atractivos artísticos del templo.

Sin embargo, el proyecto de Antonio López no quedará en el olvido y será presentado en otoño próximo dentro de la exposición que organizará, en el Centro Matadero Madrid, la Fundación Arte y Gastronomía para celebrar su decimoquinto aniversario.

Desde la fundación han reconocido que esta “andadura” ha terminado, pero no han descartado totalmente que se pueda retomar, incluso en otro lugar, un proyecto que reconoce una nueva imagen de la mujer en la Iglesia.

lopez_cara_virgen.jpg

Fuente: EFE/Diario Público

El “Santísimo Coño Insumiso”

“Imputadas las tres feministas que sacaron en procesión el ‘Santísimo Coño Insumiso’”. Fuente: AndalucesDiario

Procesión del 'Coño Insumiso' en Sevilla.// LAURA LEÓNProcesión del ‘Coño Insumiso’ en Sevilla.// LAURA LEÓN

A raíz de una denuncia de la Asociación de Abogados Cristianos y tras haber ordenado en septiembre pasado a la Policía su identificación formal, la juez de Instrucción número 10 de Sevilla cita a declarar como imputadas por un supuesto delito contra los sentimientos religiosos a las tres mujeres que sacaron en procesión una vagina gigante de plástico durante una protesta laboral en Sevilla.

Tres meses atrás la juez libraba oficio a la Policía para que identificara a las mujeres que portaban en andas “una vagina de plástico de un par de metros de altura a modo de Virgen” en la manifestación del 1 de mayo de 2014 convocada por la Confederación General del Trabajo (CGT), hechos por los que también están imputados dos dirigentes del sindicato por un delito contra los sentimientos religiosos.

Fuentes del caso dijeron entonces que la instructora había tomado esta decisión después de que el secretario general de la CGT en Sevilla, Miguel Sevillano, señalara en su declaración como imputado que, en el marco de la manifestación celebrada el 1 de mayo por el Día del Trabajo, otros grupos se unieron a la misma, entre ellos Aquelarre Feminista Sevillano, con el que la CGT “no tiene nada que ver”.

NO HABÍA SIMBOLOS RELIGIOSOS

Al hilo de ello, Miguel Sevillano puso de manifiesto que, cuando este grupo feminista se unió a la manifestación, “lo que llevaban no simulaba un paso de Semana Santa ni ningún símbolo religioso”, no obstante lo cual quiso dejar claro que él “no tuvo nada que ver en su creación”.

La juez pidió a la Policía que identificara a las mujeres en base al vídeo que consta a tal efecto, en el cual algunas de ellas portan mantilla y llevan el rostro descubierto, mientras otras sí tienen la cara cubierta por capirotes de nazareno.

En esta causa permanecen imputados tanto el secretario general de la CGT en Sevilla como el secretario de Organización de la CGT en Andalucía, Félix Cervera, contra quienes la Asociación de Abogados Cristianos se querelló por un delito contra los sentimientos religiosos en concurso con un delito de provocación a la discriminación, al odio y a la violencia por motivos referentes a la religión o creencias.

TONO DE BURLA

En la querella, consultada por Europa Press, dicha asociación relataba que los hechos ocurrieron el día 10 de abril de 2014, cuando miembros del sindicato “convocaron, organizaron y realizaron” una manifestación titulada ‘Procesión del santísimo coño insumiso’ y del ‘santo entierro de los derechos socio-laborales’, que partió de la sede de la CGT en Sevilla.

Ya el 1 de mayo de 2014, se convocó nuevamente por la CGT una manifestación “semejante a la anterior”, indica la asociación, que añade que, en dichas manifestaciones, “se recreaban procesiones de Semana Santa, escenificadas en tono de burla”, todo ello “a ritmo de tamborada y presidida por el ‘paso’ de una vagina de plástico de un par de metros de altura a modo de Virgen, portada en andas”.

LA DEFENSA, ‘ASOMBRADA’

Luis de los Santos, abogado de los imputados perteneciente a la cooperativa Jarsia, ya expresó a Europa Press su “asombro” por “la utilización banal y basada en intereses políticos predemocráticos del derecho penal” por parte de la Asociación de Abogados Cristianos, y anunció que solicitará el archivo de las actuaciones, ya que, en base a las declaraciones, considera probado “que no hay delito alguno, al ser una manifestación alejada de cualquier cariz religioso”.

El letrado lamentó que “se intente engañar” a la opinión pública y a la ciudadanía en una ciudad “en la que la religiosidad popular está tan arraigada”, aseverando que este asunto “no tiene nada que ver con la religión”, de manera que “se intenta a través del Código penal criminalizar la libertad sindical y la de expresión”.

Venecia cierra la mezquita recreada en la Bienal de arte

Fuente: El País

1432223256_921512_1432234539_noticia_grande

El Ayuntamiento de Venecia decidió ayer cerrar temporalmente el pabellón de Islandia de la 56 edición de la Bienal de Venecia del artista Christoph Büchel (Suiza, 1966). Se trata de una polémica instalación que reproduce una mezquita en la antigua iglesia católica Santa María de la Misericordia, de origen bizantino, que no se utiliza con fines de culto desde 1969 y es propiedad privada desde hace 42 años. Según el director general del Ayuntamiento, Marco Agostini, el pabellón no ha presentado los documentos, necesarios para tal uso. “Ha terminado siendo un lugar de culto, no una obra de arte. No han respetado las reglas”, declaró Agostini a EL PAÍS.

Ayer vencía el plazo para que la comisaria islandesa, Nina Magnufdottar, presentase al Ayuntamiento el permiso de la autoridad católica veneciana. Esta sostiene que la iglesia aún es un lugar sagrado, aunque en ella no se practique una misa desde 1969. Sin embargo, la comisaria ha enviado un documento al municipio, en el que documenta que, en 1973 el Patriarca de Venecia —posteriormente, el papa Juan Pablo I— decretó que la iglesia había sido clausurada para el culto y se podía utilizar para usos profanos. “Es un lugar para usos privados y ha sido almacén de souvenirs”, dice Magnufdottar. Los organizadores pueden presentar la documentación para intentar reabrirla.

El Ayuntamiento concedió la apertura del pabellón sin el consentimiento de las autoridades católicas, y estableció el 20 de mayo como fecha límite para enviar la documentación. La presión de la iglesia veneciana se ha hecho sentir. El edificio no pertenece a la iglesia desde 1973. No obstante, el pabellón debió pedir la autorización a la iglesia católica, según Gianmatteo Caputo, responsable de los bienes culturales eclesiásticos en Venecia. “Para cada uso diferente del culto cristiano católico es necesaria la autoridad eclesiástica, independientemente de quien al momento sea el propietario; tal autorización, para este sitio específico, no ha sido solicitada ni permitida”, escribe Caputo, en una carta al Ayuntamiento. La comisaria Nina Magnufdottar argumenta que no era necesario porque, “se trata de una obra de arte, para nosotros no existe ningún problema”.

La instalación de Büchel parece una mezquita real: hay una alfombra verde y roja, en dirección a La Meca y rótulos con los horarios de la oración islámica escritos en árabe. El pasado viernes, un centenar de musulmanes oró en la mezquita Büchel como si se hallase en un verdadero centro religioso. Ese día, Alessandro Tamborini, profesor de Ciencias religiosas y arte medieval en la Universidad Ca Foscari no pudo entrar porque se negó a quitarse los zapatos. Vista la polémica, el presidente de la comunidad musulmana veneciana, Mohamed Amin Al Ahdab, pidió no rezar en el pabellón para evitar “incomprensiones e instrumentalizaciones”. Arquitecto municipal y residente en Venecia desde hace 32 años, Amin lamenta que la instalación de Büchel no haya sido entendida y que la ciudad, con cerca de 20.000 musulmanes, no tenga una mezquita.mezquita.que la instalación de Büchel no haya sido entendida y que la ciudad, con cerca de 20.000 musulmanes, no tenga una mezquita.

La cadena FOX censura una obra de Picasso

La historia de la estatua de Edward Snowden en un parque de NYC

Fuentes: Hyperallergic y Huffington Post

Un grupo de artistas ha colocado un busto del Edward Snowden, exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), en un monumento a los caídos de la independencia de EEUU en Nueva York.

El monumento se encuentra en lo alto del parque de Fort Greene, en Brooklyn, y recuerda a miles de prisioneros de guerra estadounidenses que murieron a manos de los británicos durante la guerra de Independencia.

Los artistas dicen que eligieron el lugar porque las acciones de Snowden coinciden con los ideales que defendían esos caídos. Según señalaron, se trata de una historia “construida sobre unos ideales de vivir en libertad y no estar limitado o vigilado por tu Gobierno”.

“Este es un hombre al que algunos de los medios de comunicación tradicionales presentan como un traidor o un terrorista, y lo mismo se habría dicho sobre estos prisioneros de guerra en la guerra de la Independencia”, explicaron.

Los artistas esperan que las autoridades mantengan el busto en su lugar, aunque reconocen que es poco probable que eso ocurra. De hecho, la escultura, instalada sobre una columna, fue cubierta poco después por empleados municipales.

Una portavoz del departamento de Parques de Nueva York ha asegurado a medios locales que la instalación de “cualquier estructura u obra de arte sin autorización es ilegal” y que las autoridades están estudiando su retirada.

snowden-fort-greene-gone snowden-fort-greene-gphotos

Cuando deshacer las lógicas del poder no es posible en el Museo

unnamed

Tal y como a lo largo del día han ido comunicando los medios y algunas redes sociales, la exposición La bestia y el soberano, que tenía que tener lugar en el MACBA, ha sido cancelada hoy mismo, día de su inauguración.

La Bèstia i El Sobrià_ LA Bestia y el Soberano_Mail de cancelación

La muestra ha sido comisariada por Hans D. Christ, Iris Dressler, Paul B. Preciado y Valentín Roma (estos dos últimos pertenecen al equipo del museo); y coproducida con el Württembergischer Kunstverein (WKV) Stuttgart. Exploraba cómo las prácticas artísticas contemporáneas cuestionan y deshacen la definición occidental y metafísica de la soberanía política: el modo en que éstas proponen maneras de entender la libertad y la emancipación que exceden el marco de la autonomía individual, así como la forma moderna del Estado-nación.

La exposición tomaba el título del último seminario impartido por Jacques Derrida en 2002-2003, dedicado a analizar los límites de la soberanía política en la tradición metafísica. La bestia y el soberano encarnan, para el filósofo francés, las dos figuras alegóricas de lo político que se han situado históricamente más allá de la ley: la bestia supuestamente desconocedora del derecho y el soberano cuyo poder se define precisamente por su capacidad de suspender el derecho. Esta división ontoteológica produce una serie de oposiciones binarias de género, clase, especie, sexualidad, raza o discapacidad que estructuran relaciones de dominación. Por un lado, la bestia entendida como animalidad, naturaleza, feminidad, el sur, el esclavo, el sitio colonial, el sujeto no blanco, lo anormal. Por otro, el soberano que representa lo humano o incluso lo sobrehumano, Dios, el Estado, la masculinidad, el norte, el sujeto blanco y sexualmente normal. ¿Cómo pensar la soberanía más allá del poder? ¿Cómo producir soberanía cuestionando estas relaciones de dominación?

Sobre esas relaciones de dominación injustas que lleva aparejadas la soberanía popular, definida como primacía de la supuesta voluntad general frente a las minorías, iba a girar la muestra La bestia y el soberano, del 19 de marzo al 30 de agosto en el MACBA, el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona. Las obras que se incluían eran de Efrén Álvarez, Angela Bonadies and Juan José Olavarría, Inés Doujak y John Barker, Juan Downey, Edgar Endress, Oier Etxeberria, León Ferrari, Ghasem Hajizadeh, Julia Montilla, Ocaña, Mary Reid Kelley, Jorge Ribalta, Wu Tsang, Stefanos Tsivopoulos, Viktor & Yelena Vorobyeva y Sergio Zevallos entre otros.

Escribimos este post en pasado porque, según explica Efrén Álvarez en Zero Grados, la muestra ha sido suspendida supuestamente por “un tema de protección de la imagen del rey”. Detrás de esta decisión, se encuentra “el miedo a perder cargos” y apunta directamente a “la gente de la Fundación MACBA y, en general, al tipo de gente que dirige grandes entidades, que piensan que meterse o mencionar al rey no es una tontería”. “No les verás intervenir en ningún otro tema”, matiza Efrén.

La Bèstia i El Sobrià_ La Bestia y el Soberano_Loomshuttles, Warpaths o Líneas de guerra _Ines Doujak and John Barker.

Según cuentan La Vanguardia, El Mundo o Ara, el MACBA ha decidido cancelar la exposición por la inclusión de una polémica obra de la artista austríaca Ines Doujak: Haute Couture 4. Transport, que presentó el pasado mes de diciembre en la Bienal de Sao Paolo. En la impactante escultura de papel maché se representa a un pastor alemán penetrando a la líder bolivariana Domitila Barrios de Chúngara y ésta, a su vez, al rey Juan Carlos I, que aparece a cuatro patas escupiendo un ramo de flores sobre una alfombra de cascos nazis de las SS. En la Bienal de Sao Paolo, Doujak ya dijo que la obra «juega con las relaciones de poder y las subvierte».

«Es una imagen muy sensible», admite el director del Macba, Bartomeu Marí, que conoció la existencia de esta pieza este mismo lunes -«algo inaudito», lamenta- y considera que su «contenido no debe vehicularse en el museo». Según Marí la decisión de no exponer la pieza no debe considerarse como una censura: «Es una decisión del propio museo». Sin embargo, los comisarios de la exposición se han negado a quitar la escultura de la exposición.

«En mis 25 años de carrera nunca había visto una cosa similar. No conocía los detalles de la exposición con la antelación con que debería. Es un fallo. Y cancelar la exposición es un hecho absolutamente lamentable y triste», critica Marí, que había defendido la «exposición por considerarla muy pertinente». Pero ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo con el propio equipo curatorial de la muestra, ha decidido cancelarla. ¿Y cuál será el próximo paso de Paul B. Preciado y Valentín Roma? «Espero que no presenten su dimisión y podamos seguir trabajando juntos», asegura el director.

Foto de eblavatsky en Instagram

Personalmente, tengo diferentes opiniones respecto a lo ocurrido:
La cancelación de tal exposición es la mejor metáfora (incluso performance) acerca de la soberanía y la bestia. Lo ocurrido hoy es una fehaciente muestra de la estructura institucional del MACBA, y quizás debamos preguntarnos hasta qué punto se pueden deshacer las estructuras de poder (del rey) en el mismo marco de un museo que fue inaugurado en 1995 por la misma realeza.

Me parece adecuada la reflexión de Paul Beatriz Preciado en El Estado Mental: “Si queremos salvar el museo quizás tengamos que, paradójicamente, elegir la ruina pública frente a la rentabilidad privada. Y si no es posible, entonces quizás haya llegado el momento de ocupar colectivamente el museo, vaciarlo de deuda y hacer barricadas de sentido. Apagar las luces para que, sin posibilidad alguna de espectáculo, el museo pueda empezar a funcionar como un parlamento de otra sensibilidad”.

La concentración de hoy mismo delante la puerta principal para exigir un museo democrático es importante, pero espero que no se quede sólo en eso.

Flyer convocatoria concetrnación MACBA_La Bestia y el soberano

Por otra parte, me sorprende que la información publicada en los medios sobre la “polémica escultura” sea del todo errónea en cuanto a título y autores. Tal y como he podido comprobar en los listados de la Bienal de São Paulo, la obra es Loomshuttles, Warpaths o Líneas de guerra (2009-) y no Haute Couture 4. Transporty, mientras que sus autores son Ines Doujak y John Barker en vez de Ines Doujak.

Y para terminar, hará falta seguir el desarrollo de esta situación y, por ende, actualizar esta información.

Cabezazo

Fuente: El País

cabezazo

El fútbol no deja de dar quebraderos de cabeza a Catar. Por si no fuera suficiente con la polémica sobre si el Mundial de 2022 va a poder celebrarse durante el tórrido verano del emirato, sus autoridades también han tenido que afrontar las críticas a la instalación de una estatua de Zidane en el Paseo Marítimo de Doha, la capital. En un repentino cambio de parecer, el Organismo de los Museos de Catar (QMA, en sus siglas inglesas) ha decidido trasladar provisionalmente la escultura al Museo de Arte Árabe Moderno (Mathaf).

La obra Cabezazo, del escultor argelino Adel Abdessemed, recoge el momento en el que el jugador francés Zinedine Zidane golpea con la cabeza al italiano Marco Materazzi durante la Copa del Mundo de 2006. Su compra por parte del QMA, que dirige la jequesa Mayasa Bint Hamad al Thani,hermana del actual emir, forma parte de un ambicioso programa de adquisición de arte tanto para los numerosos museos con los que el emirato aspira a convertirse en el centro cultural de la región como para embellecer la ciudad, en plena expansión.

“Cabezazo va unirse a la exposición individual [de Abdessemed] que en la actualidad se exhibe en Mathaf hasta el 5 de enero. Creo que ha habido una decisión de juntar todas las piezas”, ha explicado Kimberly French, la jefa de marketing del QMA, al digital Doha News. Con anterioridad, los responsables habían dicho que la escultura iba a quedarse en el Paseo Marítimo. Ahora, un comunicado de ese organismo asegura que “va a ser parte del paisaje artístico de Doha y su destino definitivo se dará a conocer pronto”.

La voz de alerta la dio un tuitero. “Se llevan la escultura Cabezazo del Paseo Marítimo. ¿Por qué?”, inquiría el paquistaní Ali Khanan en su cuenta de la red social, a la vez que acompañaba el comentario de una foto de la estatua a bordo de un camión.

Era de hecho una pregunta retórica. Desde que a principios de mes se instaló la gigantesca figura de bronce de cinco metros de altura, había generado numerosos comentarios hostiles de la población local. Para unos ensalzaba un comportamiento contrario al espíritu deportivo y a la moral; para otros, violaba la prohibición del islam de representar seres vivos. En realidad, la polémica ha acompañado a la estatua de dudoso valor artístico en todos los lugares donde se ha expuesto, primero ante el Centro Pompidou de París y después en la localidad italiana de Pietrasanta. Fue entonces cuando el QMA la adquirió por una cantidad que no se ha desvelado.

Resulta improbable que el traslado de la estatua al Mathaf acabe con la controversia. De hecho, la exposición La edad de oro de Abdessemed también está resultando discutida. Una videoinstalación titulada Primavera, en la que se ve a varios pollos gritando mientras da la impresión de que se queman, ha dado lugar a una inusual petición para que se cancele la muestra y se eche a los directores del museo y del QMA. Para muchos cataríes, y residentes, la pieza es “ofensiva, violenta y carente de gusto”.

Luis Buñuel habla sobre el público

Luis Buñuel: Mi último suspiro (Memorias), Plaza & Janes, 1982, p. 69. Traducción de Ana María de la Fuente.

“Creo que el cine ejerce cierto poder hipnótico en el espectador. No hay más que mirar a la gente cuando sale a la calle después de ver una película: callados, cabizbajos, ausentes. El público de teatros, de toros o de deporte muestra mucha más energía y animación. La hipnosis cinematográfica, ligera e imperceptible, se debe sin duda en primer lugar, a la oscuridad de la sala, pero también al cambio de planos y de luz y a los movimientos de la cámara, que debilitan el sentido crítico del espectador y ejercen sobre él una especie de fascinación y hasta de violación.” (p. 71).


Studio 28

Sobre el estreno de La Edad de oro:

“La película se estrenó en el Studio 28, al igual que Un chien andalou, y se proyectó durante seis días a sala llena. Después, mientras la prensa de derechas arremetía contra la película, los Camelots du Roi y la Jeneusses Patriotiques atacaron el cine, rasgaron los cuadros de la exposición surrealista que se había montado en el vestíbulo, lanzaron bombas a la pantalla y rompieron butacas. Fue “el escándalo de La Edad de oro”.
Una semana después, Chiappe, el prefecto de Policía, en nombre del orden público, pura y simplemente prohibió la película. Prohibición que se mantuvo durante cincuenta años. La película no podía verse más que en proyección privada o en cine-clubs. Por fin en 1980 fue distribuida en Nueva York y en 1981, en París.” (p. 115).

Luis Buñuel: Mi último suspiro (Memorias), Plaza & Janes, 1982. Traducción de Ana María de la Fuente.