Archivos por Etiqueta: Hoja de normas para los visitantes de un museo

Dos videos del MoMA sobre Fluxkit


Alison Knowles discusses the Fluxkit.
During the course of the exhibition, the display of Fluxkits-collective groupings of Fluxus Editions assembled by George Maciunas-will change. Artists-some who were original members of Fluxus-have been invited to select objects from the kits and determine their arrangement.
© 2011 The Museum of Modern Art, New York


“A Personal History of Curation”, Pope.L | Thing/Thought: Fluxus Editions, 1962-1978, at MoMA. Narrative involving the Fluxkit, created by Pope.L.
Filmed on December 13, 2011, in conjunction with the exhibition Thing/Thought: Fluxus Editions, 1962-1978
On view at MoMA September 21, 2011-January 16, 2012
Thanks to David Hart, Dan Phiffer, Gretchen Wagner, the artist’s sister and her husband Jim, Jim Calder, Jim Pruznick, Jim Jeffers, Tati and Mitchell-Innes and Nash, New York

TOUCH. El mundo en la punta de los dedos.

Exposición en la Fundación Claude Verdan y el Museo de la Mano de Lausana (Suiza).  — http://www.verdan.ch

TOUCH. El mundo en la punta de los dedos.

Verdadero elogio del tocar, sumerge al visitante en las formas múltiples de nuestra relación sensorial – y a veces sensual –  con el mundo. En una exposición interactiva y táctil, el público descubre la virtuosidad de la mano y la ingeniosidad de los utensilios ergonómicos, experimenta la sensualidad del diseño háptico y toma conciencia de la importancia de tocar en las interficies tecnológicas.
¨¨¨¨¨¨

Publicación recomendada por los comisarios de la exposición: La Main cet univers, de Claude Verdan.
La Main cet univers, par le Professeur Claude Verdan (1995) est un ouvrage, richement illustré, qui s’adresse à la fois aux médecins et au grand public. Au cours d’entretiens avec Jacques Dominique Rouiller, directeur de la publication, Claude Verdan fait part des réflexions que lui inspire ce magnifique organe qu’est la main de l’homme. L’iconographie de la publication s’appuie principalement sur les collections – oeuvres d’art, photographies et autres objets – du Musée de la main dont ce livre est en quelque sorte la préface. 224 pages, plus de 200 illustrations dont 100 en couleur.

No Touching – Publicación de Radicalmente emancipado(s)

Sobre el robo de partes o elementos de arte contemporáneo.

Descarga el PDF.

Libro intervención para el catálogo de Composición del lugar II: Audiencias cardinales, ciclo de Álex Brahim.

Catalan, Castellano e inglés.

Abril de 2012

Más información aquí.

Little Britain, gag de Anne y el Dr. Lawrence en un museo

El Manifiesto Futurista – Le Figaro, febrero de 1909

Filippo Tommasso Marinetti: El Manifiesto Futurista, publicado en Le Figaro el 20 de febrero de 1909. (Fragmentos).

Umberto Boccioni y Filippo T. Marinetti.

***
Queremos demoler los museos, las bibliotecas, combatir el moralismo, el feminismo y todas las cobardías oportunistas y utilitarias.

(…)

Queremos liberar a Italia de su gangrena de profesores, arqueólogos, cicerones y anticuarios. Queremos desembarazar a Italia de los innumerables museos que la cubren de innumerables cementerios. ¡Museos, cementerios! Recíproca ferocidad de los pintores y los escultores matándose entre sí, a golpes de líneas y colores en el propio museo. ¡Y pegad fuego a los estantes de las bibliotecas! ¡Desviad el curso de los canales para inundar los sepulcros de los museos! ¡Que naveguen a la deriva esas telas gloriosas! ¡Tomad picos y mazas!

¡Que se les haga una visita cada año como quien va a visitar a sus muertos llegaremos a justificarlo!… ¡Que se depositen flores una vez por año a los pies de La Gioconda también lo concebimos!… ¡Pero ir a pasear cotidianamente a los museos, nuestras tristezas, nuestras frágiles decepciones, nuestra cólera o nuestra inquietud, no lo admitimos!
¿Queréis emponzoñaros? ¿Queréis podriros? ¿Qué podéis encontrar en un anciano cuadro si no es la contorsión penosa del artista esforzándose por romper las barreras infranqueables de su deseo de expresar enteramente su sueño?
Admirar una vieja obra de arte es verter nuestra sensibilidad en una urna funeraria en lugar de emplearla más allá en un derrotero inaudito, en violentas empresas de creación y acción. ¿Queréis malvender así vuestras mejores fuerzas en una admiración inútil del pasado de la que saldréis aciagamente consumidos, achicados y pateados?
En verdad que la frecuentación cotidiana de los museos, de las bibliotecas y de las academias (¡esos cementerios de esfuerzos perdidos, esos calvarios de sueños crucificados, esos registros de impetuosidades rotas…!) es para los artistas lo que la tutela prolongada de los parientes para los jóvenes de inteligencia, enfervecidos de talento y de voluntad.
Sin embargo, para los moribundos, para los inválidos y para los prisioneros, puede ser bálsamo de sus heridas el admirable pasado, ya que el porvenir les está prohibido. ¡Pero nosotros no, no le queremos, nosotros los jóvenes, los fuertes y los vivientes futuristas!
¡Con nosotros vienen los buenos incendiarios con los dedos carbonizados! ¡Heles aquí! ¡Heles aquí! ¡Prended fuego en las estanterías de las bibliotecas! ¡Desarraigad el curso de los canales para inundar los sótanos de los museos! ¡Oh! ¡Que naden a la deriva los cuadros gloriosos! ¡Sean nuestros los azadones y los martillos! ¡Minemos los cimientos de las ciudades venerables!…
Los más viejos entre nosotros no tienen todavía treinta años; por eso nos resta todavía toda una década para cumplir nuestro programa. ¡Cuando tengamos cuarenta años, que otros más jóvenes y más videntes nos arrojen al desván como manuscritos inútiles!…Vendrán contra nosotros de muy lejos, de todas partes, saltando sobre la ligera cadencia de sus primeros poemas, agarrando el aire con sus dedos ganchudos y respirando a las puertas de las Academias el buen olor de nuestros espíritus podridos, destinados a las sórdidas catacumbas de las bibliotecas!

De El Manifiesto Futurista, de Filippo Tommasso Marinetti, Le Figaro el 20 de febrero de 1909.

Hoja de normas para los visitantes de un museo