Tag Archives: robo

1978: Action Directe roba “El prestidigitador”, de El Bosco

El 13 de diciembre de 1978, el grupo de extrema izquierda francés Action Directe sustrajo la obra El prestidigitador, de Hieronymus Bosch (1502) del Museo Municipal de Saint-Germain-en-Laye, en donde estaba depositada desde 1872. En febrero de 1979 fue encontrada y devuelta al museo, aunque éste no volvió a abrir sus puertas desde entonces.

Hieronymus_Bosch_051.jpg

Fragmento del texto de Aurélien Gamboni (abril de 2003). Fuente: AG-Archives.net

“Intrigado por el singular eco de esta acción con el tema mismo del cuadro, y con ganas de entender si había en ello un gesto simbólico (y político), fui a Marsella para consultar a Jean-Marc Rouillan (uno de los fundadores de Action Directe) que se había beneficiado de un acuerdo de libertad condicional. Resultó que el robo de la pintura, una acción no reivindicada, tenía un objetivo material: los secuestradores querían cambiar el lienzo por dinero para financiar su causa. Sin embargo, el atractivo singular que el Bosco producía entre un gran número de partidarios de la ultraizquierda en ese momento, y en Rouillan en particular, no fue ajeno a la elección de este “objetivo”. También me dio una vívida descripción de su encuentro con el cuadro en el Museo Municipal de Saint-Germain-en-Laye, en concreto la sensación “física” de “silbato de oreja” que le había causado la mera visión de esta pintura. Otro punto a destacar parece ser la relación especial que los secuestradores más tarde declararon con el objeto, así como la renuncia a considerar la reventa de la obra a un particular, ya que consideraban que debía ser pública.

Por último (y en palabras de Rouillan), como en la escena de El Bosco, lo que sucedería al final fue un “nuevo pacto de tontos”: los policías que habían tendido una trampa pero que fallarán, los secuestradores que escapan (pero no consiguen su dinero). En cuanto al museo, que recuperó el cuadro, las deficiencias en su aparato de seguridad fueron objeto de implacables críticas y no se ha reabierto desde entonces.

Este evento fue en cierta medida reavivó mi investigación, ya que tenía que hacer posteriormente una solicitud de autorización especial para ver la tabla en Saint-Germain-en-Laye, en el sótano de un edificio seguro del que no tengo derecho a revelar la ubicación. Tomo nota de que la imagen de la cara escondida en la mesa, lo que me pareció ser uno de los elementos clave de la composición, no le parecía obvio ni a Jean-Marc Rouillan ni a la Señora Virole, conservadora del museo cerrado. Esta última incluso se negó a ver en esta interpretación, considerada “esotérica”, otra cosa que no fuera una simple proyección, una ilusión generada por mis propios ojos. Si los espectadores fueran los cuadros, como preconizaba Marcel Duchamp, podríamos hacer notar que este trabajo está a veces lejos de ser reconocido como legítimo por aquellos que se preocupan de vigilar las obras de arte y de su recepción.”

Anuncios

Los cubanos se roban hasta los clavos de las obras expuestas en la Bienal de La Habana

asc3ad-se-vec3ada-al-inicio-ahora-es-un-destrozo-foto-p-chang-722x505   desarman-las-piezas-para-extraer-los-clavos-foto-p-chang-722x505

Si la duodécima Bienal de La Habana, según han expresado sus organizadores, pretendía invitar a «sentir la ciudad y su gente», sin duda alguna alcanzó sus objetivos.

la-obra-balance-cubano-al-inicio-de-la-bienal-foto-p-chang-722x505

restos-de-balance-cubano-una-obra-de-inti-hernc3a1ndez-foto-p-chang-722x505

Al menos los actos de vandalismo que han arruinado muchas de las obras y que en varios casos han motivado el retiro de piezas e instalaciones importantes, de manera irónica demuestran la verdadera utilidad práctica del arte para algunos cubanos.

c2bftc3ba-te-imaginas-que-en-vez-de-tenedores-esa-cosa-la-hubieran-llenado-de-pollo-o-de-carne-dice-moraima-foto-p-chang-722x505

fue-necesario-acordonar-el-caldero-de-fabelo-foto-p-chang-722x505

Después de casi un mes de exhibición, lo que fuera una inmensa galería de arte a cielo abierto ha terminado convertida en un muestrario de calamidades. José Sierra, una de las personas encargadas del cuidado de las obras emplazadas en el Malecón habanero, nos comenta sobre lo que ha sucedido:

lo-que-va-quedando-del-pastel-gigante-foto-p-chang-722x505

el-pastel-gigante-al-inicio-de-la-bienal-foto-p-chang-722x505

“Los primeros días la gente más o menos se paraban a mirar, algunos tocaban, sobre todo los niños, había policías en todas partes pero ya después ha sido un desastre. (…) No solo porque el mar y la lluvia han hecho lo suyo sino porque la gente te vigila, te juega cabeza o vienen bien tarde, por la madrugada y arrancan pedazos. Todo lo que sea de utilidad se lo llevan. Hasta se han robado las manijas de la pirámide de gaveteros [se refiere a la obra Secreter, de Lina Leal]. (…) Hace unos días yo vi cómo, al descaro, dos tipos sacaban los clavos de unos tablones. Estaban sentados en el piso dando martillazos como si estuvieran en el patio de su casa. Ya ni la policía les dice nada. Esto es como un “sírvase usted”. (…) Más allá de que sean incultos o no, lo cierto es que hay mucha necesidad”.

todo-este-tramo-desaparecic3b3-solo-habc3ada-custodios-al-principio-de-la-bienal-foto-p-chang-722x505

faltan-varios-metros-a-esta-obra-ya-ni-siquiera-la-custodian-foto-p-chang-722x505

Moraima Cobas, también celadora, nos da una idea de los destinos de los fragmentos de algunas piezas:

“Ayer le oí decir a un hombre que la gente se lleva los trozos [de una obra que simula un pastel gigante] porque, como es de colores vivos y de un material como de plástico, lo cortan en pedacitos, los rebajan, les dan forma y hacen collares, pulsos, y cosas de artesanía. La gente no respeta nada. (…) Han tenido que acordonar el caldero [Delicatessen, de Roberto Fabelo] para que no se pierdan los tenedores. ¿Tú te imaginas que, en vez de tenedores, esa cosa la hubieran llenado de pollo o de carne? (…) Los 150 pesos [6 dólares como único pago mensual] que nos dan por cuidar no pagan todo el trabajo que pasamos toreando a la gente. Hay que tener mil ojos porque aquí en Cuba la gente se ha convertido en magos. Si los custodios del Capitolio se quedaran dormidos, ahí no queda ni la zapata”.

las-telas-de-esta-obra-pudieran-estar-vistiendo-a-alguien-o-sirviendo-de-cortina-hoy-el-lugar-estc3a1-vacc3ado-foto-p-chang-722x505

dc3b3nde-estc3a1-la-obra-que-emplazaran-en-este-lugar-foto-p-chang-722x505

quc3a9-se-hizo-de-esta-obra-hoy-el-emplazamiento-estc3a1-vacc3ado-foto-p-chang-722x505
Durante todos estos días, quienes recorren las zonas de exposición han podido escuchar no solo frases de admiración o desconcierto de los espectadores sino, además, los comentarios sobre los posibles usos de aquel “montón de cosas” que, después de concluida la Bienal el próximo 22 de junio, pudieran ser mucho más útiles a esos que, en medio de tanta miseria, resulta penoso recriminarlos por  su interpretación de este importante acontecimiento cultural solo como un rotundo carnaval del despilfarro o un mercadillo de gangas.

esta-obra-hubo-de-ser-apuntalada-foto-p-chang-722x505

al-inicio-no-estaban-apuntaladas-como-se-aprecia-en-esta-imagen-de-los-primeros-dc3adas-foto-p-chang-722x505
Alrededor de obras tan atractivas como la playa improvisada, las atalayas de madera o la “pista de hielo” ya se van alistando los hombres y mujeres que, carretillas en mano, aguardan con desesperación la clausura de la duodécima Bienal de La Habana para comenzar el acarreo de la arena, los hierros, los palos y cuanto material les sea útil. ¿Quién negará entonces que, si no los artistas, al menos sus obras terminarán integrándose a “las mecánicas de lo cotidiano?”.

se-han-robado-las-manijas-de-las-gavetas-foto-p-chang-722x505

Fuente: Loveartnotpeople

Oscar Murillo Painting Goes Missing – Was it Theft or Prank?

IMG_6703

An Oscar Murillo canvas was taken from the exhibition “Forever Now: Painting in an Atemporal World” at MoMA last week by a visitor, a MoMA representative has officially confirmed. [This story has been updated. See below.]

“Last week, one was removed by a visitor,” press director Margaret Doyle told artnet News in an email.

Doyle further claimed that MoMA security identified the visitor and it was “quickly returned without incident or damage to the work” and that all eight of the canvases by Murillo in the show “are on view in the galleries.”

While yesterday afternoon, March 6, on our visit to MoMA, we spotted only seven of the canvases in the show. It is unclear whether or not the painting has in fact been returned to the floor. Has another one gone missing or been stolen?

artnet News’s sources also indicated that an Oscar Murillo canvas displayed on the floor in the exhibition had disappeared—that there were only seven on the floor though the wall label listed eight.

Murillo, the Colombian-born market phenom, is showing several of his trademark abstract paintings, marked with scribbles and often with the names of food items written on them, displayed on the wall. The museum has been showing eight (8) of the paintings on the floor, where visitors are free to handle them (As Instagrammers Step On Oscar Murillo at MoMA).

So what happened?
Letting visitors handle the canvases apparently left them vulnerable to, say, theft by a sticky-fingered visitor with a backpack while a guard was distracted. By comparing the paintings in the gallery with those on an illustrated checklist, a source concluded that the missing work is grid (2012-14).

Murillo has experienced a white-hot market ever since Miami collectors Mera and Don Rubell discovered his work at the Independent art fair in New York in 2012 at the booth of London dealer Stuart Shave (see 6 Weird Things the Rubells Told New York Magazine About Oscar Murillo). A show followed that winter at their collection during Art Basel in Miami Beach. In the space of a few months, in 2013, he saw his auction price soar from $37,500 (at his May 2013 auction debut at Sotheby’s) to $400,000 (at Phillips four months later). He’s represented by David Zwirner, who has galleries in New York and London.

Whether the thief knows specifically about Murillo’s high prices and hoped to cash in on the theft, or it was simply a prank, remains unknown.

Of course no scrupulous buyer would purchase the painting. If it was theft for profit, the thief would have to hope to find the sort of sinister buyer who may be displaying other priceless, stolen artworks like the Rembrandt seascape that went missing from Boston’s Isabella Stewart Gardner Museum in 1990.

UPDATE: As of March 7, at noon, there were indeed eight canvases back on view.

IMG_2655-768x1024

Murillo_8-600x800

Actually other fonts say:
Ms. Doyle said that the painting was unharmed, adding that “no action such as an arrest was taken.” The painting was returned to the floor of the gallery, where, she said, “the museum will assure that there is the appropriate level of security in the exhibition.” She did not say how the museum was able to identify the person who took the work, describing that as a “security matter.” Ms. Doyle cited the same reason in declining to say how long the painting was missing and whether it was returned by the same person who took it.

The removal and return of the work, which was reported by artnet.com, left lingering mysteries. Who removed the canvas? And what became of that person?

A search through emails describing serious crimes that the Police Department sends each day to news organizations did not include an indication of any theft of an artwork since the beginning of the month. A police spokesman said Saturday night that he had no immediate information about a stolen painting.

Museum officials would not identify the person who took the painting. Neither would a representative of Mr. Murillo’s dealer, David Zwirner.

Mr. Murillo, who is not yet 30 and has been referred to as “the 21st-century Basquiat,” had a rapid rise in the art world. Just a few years ago, he was waking up near dawn to clean office buildings and earn money to pay his tuition at the Royal College of Art in London. More recently, collectors have paid six figure for his paintings.

Ms. Doyle said that the painting would remain in its spot on the floor until the exhibition, “The Forever Now: Contemporary Painting in an Atemporal World,” closes on April 5.

Instagrammers Step on Oscar Murillo at MoMA
untitled2010-2

frederic_net

untitled2010

sagart11

rotine_paura

nickrmartin

lamourabstrait

toriadelgadoo

csart430

asmeretasmeret

Fuentes: artnet y ArtsBeat
Pase: Elena Vozmediano

Y los ladrones se llevaron un Van Gogh falso…

A veces no siempre los ladrones de arte están bien informados… o al menos esa  podría ser la primera impresión al leer esta noticia. Pero es cierto que los caprichos de un fetichista pueden llegar a ser muy variopintos y no sé yo si es que a algún coleccionista privado se le antojó un Van Gogh falso…

La cosa es que a mediados de julio, diez pinturas y dos dibujos fueron robados en el Museo Van Buuren a las afueras de Bruselas. “Los ladrones fueron particularmente rápidos, todo lo hicieron en menos de dos minutos” dijo la curadora Isabelle Anspach. Muchos de los trabajos robados eran de gran valor, incluyendo ‘The Thinker’ del pintor holandés Kees van Dongen cuya suma asegurada asciende a 1.2 millones de Euros.

Lo que seguramente no sabían los ladrones al escoger el dibujo atribuído a Van Gogh, ‘Peasant Woman Pealing Potatoes’, era que se piensa que es una falsificación ya que “el lápiz común, utilizado en este dibujo, indica el trabajo propio de un copista. Además la mujer tiene los labios pintados de rojo, lo cual es muy inusual en un dibujo de Van Gogh. Por último, el papel marrón sobre el cual está el dibujo, no fue utilizado por Van Gogh en ningún otro dibujo que se le conozca.” Escribió el erudito holandés Liesbeth Heenk.

‘Peasant Woman Pealing Potatoes’ tiene una ‘falsa’ firma de Van Gogh. Foto: Museo van Buuren

Debido a la naturaleza de la colección del Museo Van Buren, las pérdidas son irremplazables.

Otros trabajos robados incluyen una pintura de Pieter Brueghel el Joven y ‘Shrimps and Shells’ una obra de James Ensor de 1894.

 

Gracias a Elena Vozmediano por el pase! Por cierto, mirad su nueva web…

 

 

Ten paintings and two drawings were nimbly stolen in the course of two minutes, according to representatives at the Van Buuren Museum, on the outskirts of Brussels.

“All alarms went off, but they [the thieves] were particularly fast, everything was done in two minutes,” said curator Isabelle Anspach.

Several of the works were said to have been of great value, including ‘The Thinker’ by Dutch painter Kees van Dongen, said to have a replacement value of 1.2 million Euros.

The thieves are unlikely to have known, however, when they chose the drawing near the stairs, Peasant Woman Pealing Potatoes, that although labelled Van Gogh it is believed to be a fake.

It was one of the Van Gogh drawings singled out by Dutch scholar Liesbeth Heenk, who wrote of it, “The regular pencil marks betray the typical care of a copyist… The lips of the woman have been coloured red, which would have been very unusual for Van Gogh. The brownish woven paper has not been used for other Van Gogh drawings and the signature seems spurious.”

Kees van Dongen’s The Thinker, 1907, valued at more than €1m, was one of the more expensive works stolen. Photo: Musée et Jardins van Buuren

Due to the personal nature of the collection the losses are irreplaceable to the Van Buuren Museum. An Art Deco-style villa, it was filled with art in the Twenties and Thirties by Dutch banker-patron David van Buuren and his wife, Alice.

Other works stolen include a painting by Pieter Brueghel the Younger, and James Ensor’s Shrimps and Shells, 1894.

El brazo armado de Estopiñán

Dos señores marroquíes se declaran los autores de la sustracción del brazo armado del monumento del conquistador español Pedro de Estopiñán, quien tomó Melilla en 1496. Leer más (fuente El País)

estopinan

image_8

Stolen Pieces de Franco & Eva Mattes

A relación del comentario por parte de Pau, miembro del grupo de trabajo de la Facultad de BBAA de la EHU/UPV, subo aquí información detallada de “Stolen Pieces” de Eva & Franco Mattes (los 0100101110101101.org) para compartir la información compilada hasta el momento. Es un proyecto que he estudiado en profundidad y queda pendiente una entrevista con Eva & Franco…

Mientrastanto, se puede leer algo sobre este proyecto aquí y aquí, por poner un par de ejemplos. También en este pdf y en esta publicación relacionada con robos de arte y de partes de obras de arte.

.

 

Cuatro dibujos de OPS

Exposición de OPS – EL ROTO – ANDRÉS RÁBAGO en la Tecla Sala (Hospitalet, Barcelona). Inauguración: 26 de septiembre de 2012. MÁS INFORMACIÓN:
Català:
http://teclasala.drivehq.com/Newsletters2012/2012-News01-Roto-v4/2012-News01-Roto-cat-v9.html

Castellano
http://teclasala.drivehq.com/Newsletters2012/2012-News01-Roto-v4/2012-News01-Roto-cast-v9.html

Dos robos en los EEUU: un Picasso y un Dalí.

A painting by Salvador Dali has been stolen from an art gallery in Manhattan, by a man who took it off the wall and carried it out in a bag (BBCNews – 22 June 2012).
http://www.bbc.co.uk/news/entertainment-arts-18549855#TWEET163459

A Pablo Picasso drawing, thought to be worth £100,000 has been stolen from an art gallery in San Francisco (BBCNews – 6 July 2011).
http://www.bbc.co.uk/news/entertainment-arts-14042128

Radicalmente emancipado(s) con subtítulos

Entering fully into the analysis of the institution as a space of social production, and motivated by what Foucault theorised as societies of control and the way they are reflected in the artistic framework, Mireia c. Saladrigues recently focused on the social fixation of the roles of the public, and on the surveillance systems of art centres and museums.

This gave way to “Radically Emancipated” (2011), a documentary work in progress, the initial results of which became the basis for her intervention in “Cardinal Audiences” in the form of video capsules, objects and documents. Somewhere between the prohibited and the sublime, Saladrigues looks at the experience of thefts of fragments of artworks that have been carried out in Barcelona by perpetrators who see their actions as exercises in profound and respectful communion with the work. In this vision of the desire to transcend the ephemeral experience of contemplation – through appropriation – Mireia touches on fetishist materialisation and possible impertinence in the face of security codes and regulations, but also comments on the poetry and politicisation required by the inner time of use of the artwork, beyond throwaway consumption and its domains of safeguarding.

Robo célebre que cambió la ley británica

Image

Por Isabel Niño

El pasado 21 de agosto se conmemoraron dos aniversarios: el centenario del robo de la Mona Lisa en 1911, considerado el más famoso de la historia de una obra de arte (comentado en la tertulia de TV2 en la que participamos), y el quincuagésimo aniversario del robo más famoso de la historia británica.

Con este último nos referimos al robo en 1961 del Retrato del Duque de Wellington de Goya de la National Gallery de Londres.

Dicho robo fue planeado y ejecutado por Kempton Bunton, un tierno abuelo de 115 kilos  con un asombroso parecido a Alfred Hitchcock. Al parecer el motivo de convertirse en ladrón de arte se debía a que no estaba de acuerdo que el gobierno británico gastara una fortuna en la conservación de una pintura antigua y, sin embargo, los ciudadanos tuvieran que  pagar por ver la televisión (En Reino Unido un impuesto anual grava el consumo televisivo).

Con esta motivación ideológica y tras una serie de notas de rescate dirigidas a la policía de Londres, Bunton prometía el retorno seguro de la pintura a cambio de licencias gratuitas de televisión para los jubilados británicos por valor equivalente a la pintura (140.000 libras).

El 19 de julio de 1965, Bunton entró en una comisaría de policía para entregarse. Al comprobar la policía sus antecedentes delictivos vieron con sorpresa que solamente había sido multado en dos ocasiones por negarse a pagar su licencia de televisión.

Bunton fue juzgado y declarado no culpable, ya que el juez se acogió a una anticuada cláusula que estipulaba que Bunton siempre había albergado la intención de devolver la pintura, hecho que así fue. Sin embargo, fue castigado con suavidad con tres meses de prisión por el hecho de haber robado el marco de la pintura, que nunca fue restituido.

Este disparatado robo, sin embargo, hizo mella en la legislación del Reino Unido puesto que en 1968 el Parlamento incluyó en la nueva Theft Act (ley sobre el robo) una cláusula que declaró ilegal “hurtar sin autorización cualquier objeto que se muestre o se conserve para su exhibición pública en un edificio al que tenga acceso el público”, convirtiendo el “préstamo” de Bunton en un delito penal.

Noticia publicada en NIAL Art Law. Gracias a Álex Brahim por el pase.